El negro – Georges Simenon

Un día, el cadáver de un negro es descubierto cerca de la línea del ferrocarril. La hipótesis que prevalece es que, antes de llegar a Versins sin observar la parada, el hombre saltó en marcha después de la salida del tren, en la curva próxima. Pero Teo sabe sobre eso más que otros: al anochecer, en el tren de ida vio al negro tomar la dirección de Versins. Ha llegado su hora: va enseñarles su importancia… ¿Sin embargo, si hubo crimen, cuál es el móvil?