La nada cotidiana – Zoe Valdes

En la novela se echa por tierra un mito de la revolución castrista, que es el de la enseñanza, cuando la protagonista, cuyo nombre es Patria aunque se la conozca bajo el nombre de Yocandra, consigue un titulo en educación física sin asistir a clases ni exámenes sino, simplemente, pagándolo, como otras muchas cosas se consiguen en una economía tan precaria como la cubana. De esta forma, la autora pone al descubierto los fallos del sistema cubano, pero no bajo una arenga política sino contando una historia y las peculiaridades cotidianas por las que tiene que pasar la protagonista y, en general, el pueblo cubano.